Mi primer diálogo

Lo importante no es el lugar ni la hora, lo importante es que se sentó la situación en donde dos comenzaron a hablar por no tener nada mejor que hacer.

  - ¿En que situación estamos?
  - Esta es una muy buena pregunta.


  - ¿Pero realmente sabemos a que nos atenemos?
  - En parte si, pero no todo si. Conocemos y alcazamos muchos temas, pero siempre faltan más.


  - Pero es todo muy variado.
  - Así es estimado amigo, las cosas se presentan muy diferentes casi siempre.


  - A veces no me imagino como es posible toda esta diversidad. Si no es que algo esté mal.
  - La calidad, la naturales y las posibilidades, todo se presenta de forma muy sutil para todos, y no solo a nosotros.


  - Pero siento a veces que hasta muchas cosas se me escapa de los ojos, de la vista, de la buena posibilidad de presenciar.
  - Tienes razón. Es realmente una gran oportunidad para contemplar, anotar y diagnosticar, luego más tarde habrá siempre tiempo para analizar o razonar.


  - Pero vayamos centrando un poco ya las cosas...
  - Dime.

Comienzan las preguntas claras, el malestar no es evidente pero nos vamos acercando. A veces los toques o golpes son esos instantes o estados que se presentan como necesarios.

  - Todo lo que sucede ahora mismo, ¿es normal?, ¿es eventual, es casual o es solo circunstancial?
  - Muy buena pregunta. Como podrás imaginar es un poco de todo y no un todo de nada.


  - Bueno pero eso es una respuesta simple.
  - A veces en pocas palabras se puede resumir mucho, aunque parezca algo muy banal o casi sin sentido.


  - Que no quiero jugar a eso.
  - Nadie está jugando y la vida al final es un simple juego del que saber salir.


  - O sea, que no sabemos realmente...
  - ¡Sí sabemos, claro que sabemos!, pero tambien sabemos que "no sabemos" y estamos en la enorme duda, lo que se nos plantea, nos cuestiona y nos reta a todavía saber mas y mejor.


  - ¡Pero yo quiero saber!
  - ¡Ya se que quieres saber!, y en ello estás precisamente en comenzar los primeros pasos para descubrir y formular ya las primeras respuestas.


  - Pero te lo estoy preguntando.
  - Si, pero no siempre te puedo responder. Deberás tener un poco de paciencia.


  - ¡Ahora paciencia, lo que me faltaba! - Prácticamente gritando, no podía más.
  - Muahahahahahaahahaa la paciencia es la madre de la cienca, paciencia es el universo, y mas paciencia es la vida y lo miles o millones de años que lleva gestandose sobre nuestros pies. Imagina pues a quien vas a decir paciencia ahora...


  - ¿Pero es que acaso no hay nada escrito?
  - Claro que hay muchas cosas escritas, pero eso no quita dos cosas : una, que debes leerlas, y dos que tú también tienes que escribir, al menos algo.


  - ¿Cómo? ¿Que yo ahora debo escribir todo?
  - No todo no, claro pues no puedes ni podrás, pero si comenzar para que comprendas mejor todo.


  - Cuidado, yo comencé la pregunta mas no la respuesta.
  - Pero toda respuesta comienza con una buena pregunta, que es precisamente la esencia de la inteligencia.


  - Ya me estás liando y llevando a donde no quiero.
  - Muahahahaahahahaa pero si no es tanto ni nada, es comentar una simple parte como la esencia del diálogo donde dos personas tratan de resolver alguna pregunta en base de propio apoyo.


  - Si pero yo quiero que tú me digas la respuesta directa, no que me hagas pensar ni obtener mi respuesta.
  - Precisamente, respuestas hay miles, razonamientos hay infinitos y de individuos ya no digo, no sabemos cuantos habrán pero todos van a ser siempre inconfundibles e intransferibles.


  - O sea que yo...
  - Si.


  - ¡Pero si no he dicho nada todavía! - Segundo grito por que a veces nada se entiende.
  - Pero ya comenzaste el buen camino... disculpa prosigue por favor.


  - O sea que yo puedo comenzar a andar y entonces sobre el camino me daré cuenta de lo realizado.
  - Muy bien, efectivamente. Y no solo eso sino que también verás lo que tienes delante.


  - ¿Delante? ¿Delante de que?
  - De ti mismo.


  - ¡Pero si no tengo nada!
  - O todo...

En el preciso instante en el que el sol que siempre te ha estado iluminando te abre un nuevo horizonte, una nueva perspectiva y una bellísima nueva contemplación de la tierra. Toda cobra sentido, todo tiene su magia, su razón y su invaluable poder, con y sin palabras.

  - ...
  - Si.


  - ¡Ah! ¡Las posibles respuestas!
  - Claro, efectivamente ahí está.


  - Ya entendí, o sea enfrentarme a toda situación y decidir.
  - Y tan simple como eso.


  - ¡Uau!, creo si me quedo un poco abrumado.
  - Es normal, pero se recupera uno siempre.


  - De acuerdo, trataré pues ahora de hacerlo.
  - Bienvenido pues.


  - Bueno, pero después de todo lo dicho, ¿en que "nueva" situación estamos?
  - ¡Precisamente! En la que ya sabes... Dilo tú mismo.


  - Erase una vez el hombre sobre la tierra...
  - ...
09.09.17  –  /cosasdelavida   –  #dialogo  #dosquehablan   –  xiku 
[← Anterior]    [Siguiente →]